Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Normativa Agraria

Explotación Agraria Prioritaria: Normativa y Requisitos para obtener esta clasificación

Es una manera de clasificar las explotaciones agrícolas según se trate, en cuanto a su titularidad, de explotaciones familiares o asociativas, y siempre que se demuestre la rentabilidad de su actividad y la dedicación a partir del 50% de la actividad agraria. Para ello se siguen una seríe de criterios normativos que generan una serie de beneficios fiscales y en forma de ayudas económicas, según se trace en el Plan de Desarrollo Rural vigente para cada año.

1.6.1. Requisitos  previos para obtener la calificación de Explotación Agraria Prioritaria.

La obtención de la clasificación como explotación agraria prioritaria conlleva una serie de beneficios fiscales, de reducción en algunos impuestos y de trato preferente para la obtención de ayudas y subvenciones del sector agrario. El reconocimiento de esta calificación ha de hacerse ante la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

  • Tener entre 18 y 65 años
  • Que se trate de la primera Instalación que se realiza.
  • Haber iniciado el proceso de instalación en los 12 meses precedentes a la solictud a través de una de las siguientes acciones:
    • Presentación del contrato o precontrato de la titularidad sobre el terreno.
    • Haber iniciado la formación conducente a la capacitación para el trabajo.
    • Haberse dado de alta como autçonomo agrario o en el censo de empresarios agrícolas.
    • Haberse integrado en una explotación asociativa.
    • Haberse asociado en una cooperativa.
    • Poseer la capacitación y competencias requeridas para la nueva actividad.
    • Presentar Plan Empresarial.
    • Mantener la actividad en la instalación durante un período mínimo de 5 años.
    • Que la explotación posibilite, al menos, la ocupación de una U.T.A. (Unidad de Trabajo Agrario).
    • Acreditar la viabilidad económica de la explotación, con la necesitar de ocuparla, al menos, con una UTA cuyo rendimiento supere o iguale el IPREM.
    • Cumplir con las normas básicas en materia medioambiental y de higiene sobre la explotación.


1.6.2. Criterios de valoración para la calificación como Explotación Prioritaria.

Ha de seguirse el siguiente modelo de solicitud:
http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/portal/export/sites/default/comun/galerias/galeriaDescargas/cap/infraestructuras-agrarias/Modernizacion-y-Explotaciones/Prioritarias/Anexo.1Solicitud_rellenable_Explotaciones_Prioritarias.pdf

Obligaciones para explotaciones de cultivos leñosos

1.3.1. Norma sobre la cobertura mínima del suelo.

  • En los recintos de olivar con pendientes medias superiores al 10%, en el que se mantenga el suelo desnudo en los ruedos de los olivos mediante la aplicación de herbicidas, será necesario mantener una cubierta vegetal viva o inerte, incluyendo restos de poda y/o piedras, con una anchura mínima de 1 metro, en las calles trasversales a la línea de máxima pendiente o en calles paralelas a dicha línea cuando el diseño de la parcela o el sistema de riego impidan su establecimiento en la otra dirección. La eliminación de la cubierta podrá realizarse a partir del momento en que la vegetación herbácea comience a competir con el cultivo utilizando métodos químicos o mecánicos.
  • En aquellos recintos de olivar con pendientes medias 35 % ( zonas con elevado riesgo de erosión ) en los que se use herbicidas en los ruedos.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan el levantamiento de la cubierta antes de que ésta empiece a competir con el cultivo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.
  • Recomendaciones:
    • Sembrar un porcentaje de la superficie de la parcela con leguminosas (en suelos con déficit en N), cereales, mezclas de cereales con leguminosas, crucíferas o las especies convenientes según zonas.
  • No se podrá arrancar ningún pie de cultivos leñosos situados en recintos de pendiente igual o superior al 15% salvo que sea objeto de reposición, previa autorización de la Delegación Territorial donde se encuentre la mayor parte de la superficie afectada. La sustitución efectiva de las plantas deberá realizarse en el plazo máximo de 4 meses desde la fecha de arranque indicada en la solicitud, salvo que se solicite una ampliación de dicho plazo. Trascurridos 2 meses desde la fecha de presentación de la solicitud, podrá llevarse a cabo el arranque solicitado salvo que la Administración no autorice dicho arranque de forma expresa.

1.3.2. Norma sobre la ordenación mínima de la tierra que respete las condiciones específicas del lugar.

  • En los recintos SIGPAC que se destinen al cultivo de viñedo, olivar y frutos secos, con pendiente media igual o superior al 15%, no labrar con volteo en la dirección de la máxima pendiente, salvo que la pendiente real del recinto esté compensada mediante terrazas o bancales. En ningún caso la dirección de la pendiente en la que se realice la labor podrá ser superior al 15 %. En caso de existencia de bancales, será obligatorio evitar cualquier tipo de labor que afecte a las estructuras de contención existentes. Este elemento no será de aplicación en los siguientes casos:
    • Parcelas de cultivo de superficie igual o inferior a una hectárea,
    • parcelas de cultivo irregulares o alargadas cuya dimensión mínima en el sentido transversal a la pendiente sea inferior a 100 metros
    • cuando, por razones de mantenimiento de la actividad productiva tradicional se determinen y autoricen por la Delegación Provincial correspondiente aquellas técnicas de agricultura de conservación que se consideren adecuadas, previa solicitud por escrito.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan laboreo con volteo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.
  • Recomendaciones:
    • Realizar un estudio previo que englobe el análisis exhaustivo de todas las variables que rodeen al cultivo, siendo de particular importancia un análisis completo del perfil del suelo previamente al abonado. Para la corrección del pH en suelos ácidos se recomiendan aportes de de entre 2.000 kg de CaO/ha en suelos arenosos a 6.000 kg/ha en suelos muy arcillosos mientras que en suelos "sódicos" es aconsejable el uso de materia orgánica, azufre o yeso.
    • Llevar a cabo la implantación en el menor tiempo posible para evitar posibles daños en el suelo por erosión o por pérdida de humedad en los hoyos o zanjas de plantación.
      • Almendro: Minimizar el tiempo entre el arranque de los plantones en el vivero y su definitiva plantación manteniéndoles en adecuadas condiciones de temperatura y humedad durante el mismo y en caso de observar plantones con daños por nemátodos,Armillaria sp., Agrobacterium sp. u otras enfermedades, se devolverán al viverista.
      • Viñedo: Dar un riego tras la plantación, realizándose ésta tras los fríos invernales, antes de los meses de más calor y sequía.
    • Respecto al abonado una vez implantado el cultivo, evitar los aportes excesivos de fertilizantes intentando únicamente compensar las extracciones del cultivo aportándolos directamente al suelo, evitando los de liberación rápida y/o alta solubilidad, aplicándolos siempre que sea posible mediante el sistema de riego localizado. El abonado foliar se realizará sólo para corregir carencias y como complemento del abonado convencional. Dejar las hojas que caen bajo la copa y mantener esa zona sin laboreo, ya que es un buen método para aumentar el contenido en materia orgánica del suelo.
  • En zonas con elevado riesgo de erosión (recintos con pendiente media superior al 35 %).
  • Zonas con cultivos arbóreos: Se mantendrá una cubierta vegetal viva o inerte, incluyendo restos de poda y/o piedras, con una anchura mínima de 1 metro, en las calles perpendiculares a la dirección de la máxima pendiente o en calles paralelas a dicha línea cuando el diseño de la parcela o el sistema de riego impidan su establecimiento en la otra dirección. A partir del momento en que comience a competir con el cultivo, podrá ser eliminada mediante siega química o mecánica, pudiendo ser incorporada mediante una labor superficial, respetando en todo caso lo establecido en el Elemento 6 (BCAM). En caso de tratarse de viñedo la anchura mínima exigida de las cubiertas será de 0,25 metros.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan el levantamiento de la cubierta antes de que ésta empiece a competir con el cultivo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme al modelo recogido en el Anexo VI de la Orden de 22 de junio de 2009. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.

1.3.3. Norma sobre la gestión de restos de cosecha y de poda.

  • Que se han eliminado los restos de poda de acuerdo a la normativa establecida:
    • Si la zona está dentro de una Zona de Peligro de Incendios (las clasificadas como tal en el Apéndice del Anexo del Decreto 371/2010, de14 de septiembre, por el que se aprueba el Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía y se modifica el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales aprobado por el Decreto 247/2001, de 13 de noviembre), la quema requerirá una Comunicación previa a la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Cuando la zona sea terreno forestal o de influencia forestal (franja circundante de los terrenos forestales de 400 metros de anchura) la quema requerirá una  Autorización previa de la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Además, anualmente la Consejería de Medio Ambiente publica una orden que para la campaña 2009 y siguientes es la la Orden de 21 de mayo de 2009 por la que se establecen limitaciones de usos y actividades en terrenos forestales y zonas de influencia forestal.

1.3.4. Norma sobre la prohibición de arrancar olivos.

  • Se permite el arranque de olivos sin sustitución, todo ello sin perjuicio del cumplimiento de lo dispuesto en el Elemento 3 (BCAM). No obstante, la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera cuando estime que pueda existir un elevado riesgo de abandono de la producción agraria, de despoblamiento u otras razones que así lo aconsejen, establecerá mediante resolución las zonas en las que no esté permitido el arranque de olivares sin que éstos sean sustituidos.

1.3.5. Norma sobre el mantenimiento de los olivares y viñedos en buen estado vegetativo.

  • Se deben realizar las labores necesarias (podas, desvareto, tratamientos fitosanitarios y plaguicidas en su caso, etc.) para mantener los olivos en buen estado vegetativo.
  • Recomendación:
    • Realizar las podas equilibradas, buscando la máxima aireación del olivo e incorporar los restos a los suelos, previa trituración tras comprobar que no estén afectados por enfermedades fúngicas de la madera.
  • Se deben realizar las labores necesarias (podas, desvareto, tratamientos fitosanitarios y plaguicidas en su caso, etc.) para mantener los viñedos en buen estado vegetativo.
  • Recomendación:
    • Realizar al menos una poda anual en reposo vegetativo, de manera que se minimicen las heridas (invierno) que irá precedida, cuando sea necesario, por una prepoda especialmente en cepas en espaldera donde los zarcillos estén enredados en el alambre, y un aclareo de la vegetación en el estado fenológico adecuado y siempre una vez pasado el periodo de riesgo de heladas primaverales, evitando en lo posible fuertes despuntes. Los restos vegetales de las podas que no estén afectados por hongos de madera u otros patógenos y plagas peligrosas, se incorporarán al suelo.

Qué es el modelo de Explotación de Titularidad Compartida

1.7.  Qué es el modelo de Explotación de Titularidad Compartida

La redacción de la Ley que regula esta figura, persigue una serie de objetivos:

  • Profesionalizar la actividad agraria de las mujeres - mejorar la participación femenina en las  organizaciones agrarias.
  • Visibilizar el trabajo de las mujeres en las explotaciones agrarias
  • Fomentar la igualdad y mejorar la calidad de vida en el medio rural
  • Ayudar al asentamiento de  la población rural.

Los requisitos para obtenerla son:

  • Administración, representación y responsabilidad sobre la explotación compartida entre los dos miembros de la TC
  • Reparto de rendimientos  al 50%
  • Consideración de ambos titulares como beneficiarios directos de las ayudas y subvenciones de las que sea objeto la explotación
  • Cotización en la Seguridad Social por parte de ambos miembros

Con esta calificación, se obtienen las siguientes ventajas:

  • Ventajas a la hora de acceder a la condición de explotación prioritaria.
  • Trato preferente en las bases reguladoras de las subvenciones financiadas por la AGE (Administración General de Estado)
  • Acceso preferente de los cotitulares a actividades de formación y asesoramiento en materia de agricultura
  • Consideración de estas medidas incentivadoras en los planes y programas de la AGE en materia de agricultura, medio rural y medio ambiente

1.7.1. Normativa que regula la Explotación Agraria de Titularidad Compartida

La figura se encuentra recogida en la Ley 35/2011, de 4 de octubre, sobre titularidad compartida de las explotaciones agrarias:
https://www.boe.es/boe/dias/2011/10/05/pdfs/BOE-A-2011-15625.pdf

En Andalucía, se ha encargado a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, por delegación estatal, para conformar el Registro de Explotaciones Agrarias de Titularidad Compartida, al que debe dirigirse la siguiente solicitud:
http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/portal/export/sites/default/comun/galerias/galeriaDescargas/cap/desarrollo-rural-sostenible/desarrollo-rural-de-andalucia/ayudas/Solicitud_rellenable.pdf

El Ministerio de de Agricultura, Alimentación y Medioambiente ha editado el siguiente folleto informativo en el que se resumen los pasos para conseguir la titularidad compartida y sus beneficios:
http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/portal/export/sites/default/comun/galerias/galeriaDescargas/cap/desarrollo-rural-sostenible/desarrollo-rural-de-andalucia/Genero-y-Juventud/tripticotitularidad_compartidaV26.pdf

Registros y documentos necesarios para una explotación agrícola

  • En superficies de regadío: documento que acredite el derecho de uso de agua.
  • Si se usan lodos de depuradora: Factura u otra documentación que acredite que los lodos proceden de una empresa de gestión de residuos autorizada por la Consejería de Medio Ambiente.
  • En zonas vulnerables a la contaminación por nitratos:
    • Hoja de fertilización nitrogenada y/o fertirrigación nitrogenada.
    • En explotaciones que tengan ganadería intensiva: hoja de producción y utilización de estiércoles y purines.
    • Facturas o albaranes de entrega acreditativos de la compra de los fertilizantes utilizados. durante los cuatro últimos años.
  • Si se usan productos fitosanitarios:
    • Facturas o albaranes
    • Hoja de llevanza 
    • Carnet de aplicador o factura del profesional o empresa    que haya realizado el tratamiento.
  • Si se solicitan ayudas agroambientales:
    • Facturas o albaranes de entrega de los envases a centro de recepción autorizado.

Toda la información Junta de Andalucía referente a CONDICIONALIDAD EN EXPLOTACIONES AGRÍCOLAS:
http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/cocow/cumplir_agricolas.html

Requisitos obligatorios para cultivos herbáceos.

1.2.1. Norma sobre la cobertura mínima del suelo.

  • En recintos de secano en las que se siembren cultivos herbáceos de invierno, no se labrará con volteo entre la fecha de recolección de la cosecha anterior y el 1 de agosto, fecha que se establece como referencia del inicio de la presiembra.
    No obstante, para favorecer la implantación de la cubierta vegetal con cultivos herbáceos y por razones agronómicas, como las dobles cosechas, climáticas y de tipología de suelos, las Delegaciones Territoriales podrán autorizar otras fechas de inicio de presiembra más adaptadas a sus condiciones locales, así como técnicas adecuadas de laboreo, previa solicitud por escrito.
  • Recomendación:
    • Practicar el mínimo laboreo o no laboreo y dejar los residuos tras la cosecha para proteger el suelo, dado que numerosos estudios demuestran que el volteo, además de reducir la materia orgánica del suelo y su estructura, aumenta el riesgo de erosión y la pérdida de agua. El volteo no obstante puede ser útil para resolver algunos problemas específicos de forma esporádica, pero en cualquier caso, esta labor deberá ser consultada y autorizada por la Delegación Territorial correspondiente.
    • En tierras de barbecho y de retirada, se realizarán prácticas agronómicas tradicionales de la zona, técnicas de mínimo laboreo o se mantendrá una cubierta vegetal adecuada a partir de flora espontánea o mediante la siembra de especies mejorantes, todo ello con el fin de minimizar los riesgos de erosión, de incendios, de invasión de malas hierbas o vegetación no deseada, de ocurrencia de plagas y enfermedades, y para mantener la capacidad productiva del suelo y favorecer el incremento de la biodiversidad.

1.2.2. Norma sobre la ordenación mínima de la tierra que respete las condiciones específicas del lugar.

  • En los recintos SIGPAC de uso tierra arable con pendiente media superior al 10% que se destinen a cultivos herbáceos, no labrar con volteo en la dirección de la máxima pendiente, salvo que la pendiente real del recinto esté compensada mediante terrazas o bancales. En ningún caso la dirección de la pendiente en la que se realice la labor podrá ser superior al 10 %.
  • En caso de existencia de bancales, será obligatorio evitar cualquier tipo de labor que afecte a las estructuras de contención existentes.
  • Este elemento no será de aplicación en los siguientes casos:
    • parcelas de cultivo de superficie igual o inferior a una hectárea,
    • parcelas de cultivo irregulares o alargadas cuya dimensión mínima en el sentido transversal a la pendiente sea inferior a 100 metros y
    • cuando, por razones de mantenimiento de la actividad productiva tradicional se determinen y autoricen por la Delegación Provincial correspondiente aquellas técnicas de agricultura de conservación que se consideren adecuadas, previa solicitud por escrito.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan laboreo con volteo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme al modelo recogido en el Anexo VI de la Orden de 22 de junio de 2009. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.
  • Recomendación:
    • Practicar el mínimo laboreo o no laboreo y dejar los residuos tras la cosecha para proteger el suelo, dado que numerosos estudios demuestran que el volteo, además de reducir la materia orgánica del suelo y su estructura, aumenta el riesgo de erosión y la pérdida de agua. El volteo no obstante puede ser útil para resolver algunos problemas específicos de forma esporádica, pero en cualquier caso, esta labor deberá ser consultada y autorizada por la Delegación Territorial correspondiente.
  • En zonas con elevado riesgo de erosión (recintos con pendiente media superior al 35 %.) En recintos de uso SIGPAC tierra arable , cuando no se implanten cultivos: La superficie se mantendrá con una cubierta vegetal espontánea o cultivada, realizando las labores de mantenimiento necesarias hasta la implantación de un cultivo.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan el levantamiento de la cubierta antes de la implantación del cultivo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme al modelo recogido en el Anexo VI de la Orden de 22 de junio de 2009. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.

1.2.3. Norma sobre la gestión de restos de cosecha y de poda.

  • No se podrán quemar los rastrojos de los cultivos de leguminosas, proteaginosas y cereales, salvo los del cultivo de arroz, maíz y sorgo.
  • En cumplimiento del Decreto 247/2001 y demás normativa de prevención y lucha contra incendios forestales:
    • Si la zona está dentro de una Zona de Peligro de Incendios (las clasificadas como tal en el Apéndice del Anexo del Decreto 371/2010, de 14 de septiembre, por el que se aprueba el Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía y se modifica el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales aprobado por el Decreto 247/2001, de 13 de noviembre), la quema requerirá una Comunicación previa a la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Cuando la zona sea terreno forestal o de influencia forestal (franja circundante de los terrenos forestales de 400 metros de anchura) la quema requerirá una Autorización previa de la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Además, anualmente la Consejería de Medio Ambiente publica una orden que para la campaña 2009 y siguientes es Orden de 21 de mayo de 2009 por la que se establecen limitaciones de usos y actividades en terrenos forestales y zonas de influencia forestal durante las épocas de mayor riesgo de incendio).
  • Que se han eliminado los restos de cosecha de acuerdo a la normativa en materia de sanidad vegetal y medioambiental vigente.
    • Si la zona está dentro de una Zona de Peligro de Incendios , la quema requerirá una Comunicación previa a la Delegación Provincial de Medio Ambiente que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Cuando la zona sea terreno forestal (catalogado como FO en SIGPAC) o de influencia forestal (franja circundante de los terrenos forestales de 400 metros de anchura) la quema requerirá una Autorización previa de la Delegación Provincial de Medio Ambiente que corresponda,    debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Además, anualmente la Consejería de Medio Ambiente publica una orden que para la campaña 2009 y siguientes es la Orden de 21 de mayo de 2009 por la que se establecen limitaciones de usos y actividades en terrenos forestales y zonas de influencia forestal.

Requisitos obligatorios para Pastos Permanentes

1.4.1. Norma sobre la cobertura mínima del suelo.

  • En los recintos de olivar con pendientes medias superiores al 10%, en el que se mantenga el suelo desnudo en los ruedos de los olivos mediante la aplicación de herbicidas, será necesario mantener una cubierta vegetal viva o inerte, incluyendo restos de poda y/o piedras, con una anchura mínima de 1 metro, en las calles trasversales a la línea de máxima pendiente o en calles paralelas a dicha línea cuando el diseño de la parcela o el sistema de riego impidan su establecimiento en la otra dirección. La eliminación de la cubierta podrá realizarse a partir del momento en que la vegetación herbácea comience a competir con el cultivo utilizando métodos químicos o mecánicos, pudiendo ser incorporada al suelo respetando en todo caso lo establecido.
  • En aquellos recintos de olivar con pendientes medias  35 % ( zonas con elevado riesgo de erosión ) en los que se use herbicidas en los ruedos, deberá cumplirse además lo establecido en normas específicas.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan el levantamiento de la cubierta antes de que ésta empiece a competir con el cultivo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme al modelo que se indique. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.
  • Este elemento no será de aplicación cuando la pendiente real del recinto esté compensada mediante terrazas o bancales.
  • Recomendación:
    • Sembrar un porcentaje de la superficie de la parcela con leguminosas (en suelos con déficit en N), cereales, mezclas de cereales con leguminosas, crucíferas o las especies convenientes según zonas.
  • No se podrá arrancar ningún pie de cultivos leñosos situados en recintos de pendiente igual o superior al 15% salvo que sea objeto de reposición, previa autorización de la Delegación Territorial donde se encuentre la mayor parte de la superficie. La sustitución efectiva de las plantas deberá realizarse en el plazo máximo de 4 meses desde la fecha de arranque indicada en la solicitud, salvo que se solicite una ampliación de dicho plazo. Trascurridos 2 meses desde la fecha de presentación de la solicitud, podrá llevarse a cabo el arranque solicitado salvo que la Administración no autorice dicho arranque de forma expresa.
  • No será necesario presentar una solicitud de autorización ni de excepcionalidad en los siguientes casos:
    • Cuando la situación resultante tras el arranque suponga una superficie continua de suelo desnudo igual o inferior a 200 metros cuadrados.
    • Cuando se trate de una disminución de la densidad de plantación, siempre que la densidad final del recinto sea superior o igual a 50 árboles/ha.
    • Cuando el arranque se realice para efectuar un cambio de uso agrario a no agrario, siempre que se acredite dicho cambio.
  • Este elemento no será de aplicación cuando la pendiente real del recinto esté compensada mediante terrazas y/o bancales.

1.4.2. Norma sobre la ordenación mínima de la tierra que respete las condiciones específicas del lugar.

  • En los recintos SIGPAC que se destinen al cultivo de viñedo, olivar y frutos secos, con pendiente media igual o superior al 15%, no labrar con volteo en la dirección de la máxima pendiente, salvo que la pendiente real del recinto esté compensada mediante terrazas o bancales. En ningún caso la dirección de la pendiente en la que se realice la labor podrá ser superior al 15 %.
  • En caso de existencia de bancales, será obligatorio evitar cualquier tipo de labor que afecte a las estructuras de contención existentes.
  • Este elemento no será de aplicación en los siguientes casos:
    • Parcelas de cultivo de superficie igual o inferior a una hectárea,
    • parcelas de cultivo irregulares o alargadas cuya dimensión mínima en el sentido transversal a la pendiente sea inferior a 100 metros
    • cuando, por razones de mantenimiento de la actividad productiva tradicional se determinen y autoricen por la Delegación Provincial correspondiente aquellas técnicas de agricultura de conservación que se consideren adecuadas, previa solicitud por escrito.
  • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan laboreo con volteo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme a lo establecido. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.
  • Recomendaciones:
    • Realizar un estudio previo que englobe el análisis exhaustivo de todas las variables que rodeen al cultivo, siendo de particular importancia un análisis completo del perfil del suelo previamente al abonado. Para la corrección del pH en suelos ácidos se recomiendan aportes de de entre 2.000 kg de CaO/ha en suelos arenosos a 6.000 kg/ha en suelos muy arcillosos mientras que en suelos "sódicos" es aconsejable el uso de materia orgánica, azufre o yeso.
    • Llevar a cabo la implantación en el menor tiempo posible para evitar posibles daños en el suelo por erosión o por pérdida de humedad en los hoyos o zanjas de plantación.
      • Almendro: Minimizar el tiempo entre el arranque de los plantones en el vivero y su definitiva plantación manteniéndoles en adecuadas condiciones de temperatura y humedad durante el mismo y en caso de observar plantones con daños por nemátodos,Armillaria sp., Agrobacterium sp. u otras enfermedades, se devolverán al viverista.
      • Viñedo: Dar un riego tras la plantación, realizándose ésta tras los fríos invernales, antes de los meses de más calor y sequía.
    • Respecto al abonado una vez implantado el cultivo, evitar los aportes excesivos de fertilizantes intentando únicamente compensar las extracciones del cultivo aportándolos directamente al suelo, evitando los de liberación rápida y/o alta solubilidad, aplicándolos siempre que sea posible mediante el sistema de riego localizado. El abonado foliar se realizará sólo para corregir carencias y como complemento del abonado convencional. Dejar las hojas que caen bajo la copa y mantener esa zona sin laboreo, ya que es un buen método para aumentar el contenido en materia orgánica del suelo.
  • En zonas con elevado riesgo de erosión (recintos con pendiente media superior al 35 %).
    • Zonas con cultivos arbóreos: Se mantendrá una cubierta vegetal viva o inerte, incluyendo restos de poda y/o piedras, con una anchura mínima de 1 metro, en las calles perpendiculares a la dirección de la máxima pendiente o en calles paralelas a dicha línea cuando el diseño de la parcela o el sistema de riego impidan su establecimiento en la otra dirección. A partir del momento en que comience a competir con el cultivo, podrá ser eliminada mediante siega química o mecánica, pudiendo ser incorporada mediante una labor superficial, respetando en todo caso lo establecido en el Elemento 6 (BCAM). En caso de tratarse de viñedo la anchura mínima exigida de las cubiertas será de 0,25 metros.
    • Cuando por lluvias fuertes y/o persistentes, se produzcan cárcavas y/o regueros o, rodaduras profundas provocadas por el paso de la maquinaria al coincidir aquellas con la época de realización de operaciones culturales, en caso de ser necesario operaciones que supongan el levantamiento de la cubierta antes de que ésta empiece a competir con el cultivo, deberá comunicarse como mínimo con 10 días de antelación a la fecha de inicio de las citadas operaciones a la Oficina Comarcal o Delegación Territorial correspondiente conforme al modelo recogido en el Anexo VI de la Orden de 22 de junio de 2009. La administración realizará cuantas comprobaciones estime convenientes para verificar la veracidad de estas circunstancias y en su caso emitir informes de control de incumplimiento cuando se verifique que no se dieron las circunstancias excepcionales definidas.

1.4.3. Norma sobre la gestión de restos de cosecha y de poda.

  • Que se han eliminado los restos de poda de acuerdo a la normativa establecida. En cumplimiento del Decreto 247/2001 y demás normativa de prevención y lucha contra incendios forestales:
    • Si la zona está dentro de una Zona de Peligro de Incendios (las clasificadas como tal en el Apéndice del Anexo del Decreto 371/2010, de14 de septiembre, por el que se aprueba el Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía y se modifica el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales aprobado por el Decreto 247/2001, de 13 de noviembre), la quema requerirá una Comunicación previa a la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Cuando la zona sea terreno forestal o de influencia forestal (franja circundante de los terrenos forestales de 400 metros de anchura) la quema requerirá una  Autorización previa de la Delegación Territorial que corresponda, debiendo adjuntarse una copia a la solicitud de excepción.
    • Además, anualmente la Consejería de Medio Ambiente publica una orden que para la campaña 2009 y siguientes es la la Orden de 21 de mayo de 2009 por la que se establecen limitaciones de usos y actividades en terrenos forestales y zonas de influencia forestal.

1.4.4. Norma sobre la prohibición de arrancar olivos.

  • Se permite el arranque de olivos sin sustitución, todo ello sin perjuicio del cumplimiento de lo dispuesto en el Elemento 3 (BCAM). No obstante, la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera cuando estime que pueda existir un elevado riesgo de abandono de la producción agraria, de despoblamiento u otras razones que así lo aconsejen, establecerá mediante resolución las zonas en las que no esté permitido el arranque de olivares sin que éstos sean sustituidos.

1.4.5. Norma sobre el mantenimiento de los olivares y viñedos en buen estado vegetativo.

  • Se deben realizar las labores necesarias (podas, desvareto, tratamientos fitosanitarios y plaguicidas en su caso, etc.) para mantener los olivos en buen estado vegetativo.
  • Recomendación:
    • Realizar las podas equilibradas, buscando la máxima aireación del olivo e incorporar los restos a los suelos, previa trituración tras comprobar que no estén afectados por enfermedades fúngicas de la madera.
  • Se deben realizar las labores necesarias (podas, desvareto, tratamientos fitosanitarios y plaguicidas en su caso, etc.) para mantener los viñedos en buen estado vegetativo.
  • Recomendación:
    • Realizar al menos una poda anual en reposo vegetativo, de manera que se minimicen las heridas (invierno) que irá precedida, cuando sea necesario, por una prepoda especialmente en cepas en espaldera donde los zarcillos estén enredados en el alambre, y un aclareo de la vegetación en el estado fenológico adecuado y siempre una vez pasado el periodo de riesgo de heladas primaverales, evitando en lo posible fuertes despuntes. Los restos vegetales de las podas que no estén afectados por hongos de madera u otros patógenos y plagas peligrosas, se incorporarán al suelo.

Requisitos obligatorios para todas las explotaciones agrícolas

1.1.1. Norma sobre la ordenación mínima de la tierra que respete las condiciones específicas del lugar

  • Recomendaciones generales: Para una fertilización adecuada que, cumpliendo con su finalidad productiva, respete el medio ambiente:
    • Realizar un análisis previo del suelo que permita estimar las características edáficas del mismo, la reserva de nutrientes disponible y las necesidades del cultivo en función de la producción esperada. Además, con el fin de conocer la respuesta de la planta al plan de abonado y corregir las desviaciones que puedan producirse, se recomienda recoger muestras del material vegetal periódicamente y en los momentos adecuados.
    • Fertilizar teniendo en cuenta la gestión integrada de la explotación (factores locales, rotación de cultivos, herramientas disponibles.) y aplicar sólo productos autorizados respetando las indicaciones de la etiqueta en cuanto a dosis, modo de aplicación y requisitos de almacenamiento. De forma general se aplicaran los abonos orgánicos para mantener o aumentar el contenido en materia orgánica del suelo, mejorar sus propiedades físicas y o su actividad química y biológica y los abonos minerales para aportar a los cultivos los nutrientes necesarios.
    • Conservar las facturas de los fertilizantes utilizados en las dos últimas campañas.
    • Para la fertilización nitrogenada, que se llevará para complementar la fertilización orgánica, se realizará previamente un Plan de Fertilización en el que se tenga en cuenta el balance de nutrientes (nitrógeno disponible y nitrógeno necesario) y siguiendo las recomendaciones de los códigos de buenas prácticas en lo referente a la protección del agua.
    • Sólo se aplicarán elementos secundarios y minerales cuando sean escasos en el medio o cuando el cultivo sea incapaz de obtenerlos del suelo, ya que la calidad de los productos agrícolas está relacionada con la óptima nutrición en micronutrientes y en calcio, magnesio y azufre.

1.1.2. Norma sobre las terrazas de retención.

  • Las terrazas de retención deberán mantenerse en buen estado de conservación con su capacidad de drenaje, evitando la pérdida de los elementos que forman su estructura de contención como los aterramientos, derrumbamientos, de manera que se evite la aparición de cárcavas.

1.1.3. Norma sobre la utilización de maquinaria adecuada.

  • En suelos saturados, terrenos encharcados (salvo los arrozales) o con nieve , no se labrará la tierra ni se permitirá el paso de vehículos excepto cuando sea necesario para realizar operaciones de recolección, abonado o tratamientos fitosanitarios, al coincidir estas labores con periodos de precipitación intensa.
  • Practicar el mínimo el laboreo, realizando labores poco profundas con el suelo en tempero, dando preferencia a los aperos de dientes sobre los de discos para evitar voltear el suelo, así como evitar el uso de maquinaria pesada que pueda compactar excesivamente el terreno, limitando el número de pasadas, que siempre que sea posible serán cruzadas.
  • Para un buen uso y mantenimiento de la maquinaria de aplicación de productos fitosanitarios y fertilizantes:
    • Respetar las especificaciones del fabricante, manteniendo los equipos en buen estado de conservación y pasando las revisiones pertinentes.
    • Utilizar equipos de distribución que dispongan de suficiente capacidad de regulación del elemento distribuidor para evitar proyecciones, distribuciones irregulares. y una correcta calibración de los sistemas de medida y distribución de la maquinaria de aplicación de productos fitosanitarios y fertilizantes.
    • Realizar una revisión previa a la aplicación en la que se vigilarán los dispositivos de agitación, el manómetro, la tensión, el estado de correas y cadenas, el nivel de aceite de la bomba, la ausencia de obstrucciones y limpieza de las boquillas y la idoneidad y correcto funcionamiento de los filtros, así como las posibles fugas en los tanques, cubas, mangueras y restos de componentes.
    • Realizar el cálculo exacto de la cantidad de producto que se necesita aplicar para intentar que quede la menor cantidad posible de restos en el apero o en la máquina de distribución, realizando el llenado de los depósitos u otra maquinaria usas a tal fin, de manera que se minimicen los riesgos de contaminación del medio por desbordamiento o sifonado.
    • Mantener los equipos de aplicación en perfecto estado de limpieza y funcionamiento sometiéndola a las inspecciones pertinentes según lo establecido en el RD 1702/2011.
    • La limpieza de la maquinaria, depósitos, tuberÌas y otros equipos una vez usados, se realizará con agua caliente a presión, echando agua en las cubas hasta de su capacidad y vaciándola en la misma parcela en la que se han aplicado los productos (en las limpiezas de depósitos en serie, pasar la disolución de uno a otro depósito mientras sea efectivo). Finalmente se gestionará de forma adecuada la totalidad de los residuos generados, separando mediante limpieza en seco los residuos sólidos.

1.1.4. Norma sobre el mantenimiento de los elementos estructurales.

  • No eliminar ni alterar elementos estructurales sin la autorización previa de la Delegación Territorial donde se encuentren la mayor parte de la superficie afectada.
    Se exceptúa de esta obligación la construcción de paradas y otras estructuras de contención para corrección de cárcavas y regueros, así como las operaciones de refinado de tierras que se realicen en aquellas parcelas que se vayan a dedicar al cultivo del arroz o a otros cultivos que utilicen métodos de riego por gravedad, superficie o inundación.
  • Elemento estructural: Aquellos componentes de la parcela que por sus características cumplen funciones relevantes para mantener su potencial productivo y para conservar la fauna, flora y el paisaje asociado al ejercicio de la actividad agraria. Tendrán la consideración de elementos estructurales los siguientes:
    • Márgenes de las parcelas: lindes y ribazos. Se incluye en esta definición toda vegetación asociada a las lindes y ribazos de la parcela, salvo las especies de vegetación espontánea no deseada relacionadas en el Anexo I de la Orden de 22 de junio de 2009
    • Terraza de retención: Cada uno de los espacios de terreno llano o que tienden hacia la horizontalidad resultado de la instalación o conservación de elementos de contención de la tierra como paredes, balates de mampostería, bancales de piedra seca o los ribazos provistos de vegetación herbácea, arbustiva o arbórea. También están incluidas las terrazas y zanjas de contorno derivadas del laboreo a nivel y las barreras vivas vegetales perpendiculares a la pendiente que, mediante el control de las escorrentías, protegen el suelo de la erosión.
    • Islas y enclaves de vegetación natural: Porciones de vegetación natural, aisladas de otras que al encontrarse rodeadas de cultivos, se ven dificultados los movimientos, las relaciones y el desarrollo de las especies que viven en ellas.
    • Roquedos y/o majanos: Roca o conjunto de rocas con una superficie proyectada sobre el plano horizontal mínima de 5 m2 que favorezcan la conservación de la fauna silvestre.
    • Setos y sotos o bosques de ribera, que se encuentren en el interior de la parcela.
    • Charcas, lagunas, estanques y abrevaderos naturales.
    • Árboles de barrera en línea, y árboles en grupo o aislados.
    • Pequeñas construcciones, como muretes de piedra seca, antiguos palomares u otros elementos de arquitectura tradicional que puedan servir de cobijo para la flora y la fauna.

1.1.5. Norma sobre prevención de invasión de tierras agrícolas por vegetación espontánea no deseada.

  • Todas las parcelas agrícolas deben mantenerse en condiciones adecuadas de cultivo, evitando la invasión* por matorral o alguna de las siguientes especies de vegetación espontánea no deseada:
    • Retamas (Retama sphaerocarpa)
    • Escobas (Diferentes especies del género Cytisus excepto la especie Cytisus malacitanus sb moleroi, objeto de protección en Andalucía)
    • Jaras (Diferentes especies de los géneros Cistus y Halimium)
    • Aulagas (Diferentes especies de los géneros Genista, Ulex y Stauracanthus)
  • Invasión: cuando estas especies ocupen más del 50% de la superficie total del recinto.


1.1.6. Norma sobre el mantenimiento de los hábitats.

  • No abandonar ni verter sobre terrenos encharcados o con nieve, ni sobre aguas corrientes o estancadas, materiales procedentes de actividades agrícolas (plásticos, envases, embalajes, y restos de maquinaria, aceites y lubricantes así como los residuos de productos fitosanitarios). Los materiales deberán ser clasificados y concentrados en puntos concretos de la explotación y siempre que sea posible, no visibles exteriormente, hasta que se proceda a su traslado a vertedero o planta de tratamiento o reciclaje autorizados.
  • Sobre terrenos encharcados o con nieve, ni sobre aguas corrientes o estancadas, no aplicar productos fitosanitarios, fertilizantes, lodos de depuradora, compost, purines o estiércol, ni limpiar la maquinaria empleada para estas aplicaciones. Se exceptúa de esta prohibición la aplicación de tratamientos fitosanitarios en parcelas de cultivo de arroz y en otros cultivos cuando la realización de dichos tratamientos coincida accidentalmente con épocas de lluvias.
  • Recomendaciones:
    • Elegir variedades de cultivos adaptadas al lugar, partir de material certificado que cumpla las garantías sanitarias legales y realizar un análisis de todos los factores que determinarán el éxito o fracaso del cultivo elegido incluyendo en el caso de leñosos un diagnóstico sobre la posible presencia de hongos de madera o de raíz, así como planificar las construcciones auxiliares de manera que se reduzca el acceso de vehículos
    • Almendro: Evitar la plantación en terrenos previamente ocupados por olivos y frutales sensibles a Armillarias p., Rosellinia sp. y verticilosis o por plantaciones de tomates, pimientos, berenjenas y melones. En caso utilizarse estos terrenos, dejar pasar al menos dos años de barbecho. En plantaciones con variedades autoincompatibles, distribuir los polinizadores (que deberá situarse entre un 25 y un 30%) en línea para facilitar su recolección por separado.
    • Cítricos: Evitar la realización de doblaje que conlleva un posterior arranque de árboles así como el cultivo asociado con otros cultivos leñosos, especialmente de especies con distintos ciclos de cultivo y manejo.
    • Viñedo: En terrenos que han albergado viñedo, respetar un periodo de reposo mínimo de 5 años.
    • Colocar tutores o elementos de sujeción robustos, duraderos, integrados con el entorno así como protectores de materiales biodegradables, permeables y que faciliten las labores cotidianas que se realizan en plantaciones jóvenes, tales como tratamientos y podas, que deberán retirase una vez cumplida su función evitando su diseminación en el medio.

1.1.7. Norma sobre el uso del agua y riego.

  • En superficies de regadío se deberá acreditar el derecho de uso de agua mediante:
    • Caudales menores 7.000 m3/ año: Inscripción en el Catálogo de Aguas Privadas (Si el pozo o manantial es anterior al 1 de enero de 1986) o en el Registro de Aguas (si el pozo o manantial empezó a usarse después del 1 de enero de 1986).
    • Caudales mayores 7.000 m3/ año: Concesión Administrativa.
    • Comunidad de Regantes: Certificado documento expedido por el secretario de la misma especificando la/s campaña/s y los recintos SIGPAC con derecho a riego.
    • Recomendaciones:
      • Establecer un sistema de riego en función del cultivo (especie, variedad.), de la disponibilidad de agua de la zona y de las condiciones climáticas, y de manera general se recomienda también lo siguiente.
      • Evitar regar en los momentos más calurosos del día y/ con viento fuerte para evitar pérdida de agua por evaporación.
      • Revisar periódicamente la instalación de riego para evitar pérdidas por roturas, averías...
      • Realizar como mínimo un análisis de agua cada cuatro años.
      • Retirar de la parcela todos los residuos derivados de la instalación o reparación del sistema de riego (tubos, plásticos, goteros, mangueras.)
      • Siempre que sea posible y como medida para ahorrar agua, se instalará riego por goteo, regulándose las dosis de agua a la profundidad de las raíces.
  • Los titulares de las concesiones administrativas de aguas y todos aquellos que por cualquier otro título tengan derecho a su uso privativo, deberán disponer de sistemas de medición de agua de riego establecidos por los respectivos organismos de cuenca, de forma que garanticen una información precisa sobre los caudales de agua efectivamente utilizados.
  • Recomendación:
    • Consultar la información referente a caudales y sistemas de control de agua de riego contenida en los planes hidrológicos de su Organismo de Cuenca.

1.1.8. Norma sobre creación de franjas de protección en las márgenes de cursos de agua.

  • En las márgenes de las aguas corrientes o estancadas no se podrán aplicar fertilizantes ni productos fitosanitarios en una franja de seguridad con una anchura mínima de 2 metros y máxima de 10 metros, considerada a partir de la ribera, conforme al Código de Buenas Prácticas Agrarias de Andalucía para la protección de aguas contra la contaminación producida por nitratos de origen agrario. Dichas franjas deberán estar ocupadas por vegetación espontánea.
  • Recomendación:
    • En terrenos próximos a cursos de agua, evitar la utilización de productos de granulometría fina.

1.1.9. Norma para la protección de las aguas subterráneas contra la contaminación.

  • No se debe verter de forma directa o indirecta las sustancias: Compuestos órgano halogenados y sustancias que puedan originar compuestos semejantes en el medio acuático, compuestos órgano fosforados, compuestos orgánicos de estaño, sustancias que posean un poder cancerígeno, mutágeno o teratógeno en el medio acuático o a través del mismo, mercurio y compuestos de mercurio, cadmio y compuestos de cadmio, aceites minerales e hidrocarburos y cianuros.
  • No se debe verter de forma directa o indirecta, a no ser que se obtenga autorización: Metaloides, determinados metales y sus compuestos, biocidas y sus derivados que no figuren en la lista I, sustancias que tengan un efecto perjudicial en el sabor y/o el olor de las aguas subterráneas, así como los compuestos que puedan originar dichas sustancias en las aguas, volviéndolas no aptas para el consumo humano, compuestos orgánicos de silicio tóxicos o persistentes y sustancias que puedan originar dichos compuestos en las aguas, salvo aquellos que sean biológicamente inocuos o que se transformen rápidamente en el agua en sustancias inocuas, compuestos inorgánicos de fósforo elemental, fluoruros, amoníaco y nitritos.

1.1.10. Acto relativo a la conservación de aves silvestres.

  • Disponer de la Autorización/ Comunicación del órgano ambiental en aquellas zonas donde ésta sea preceptiva, para poder alterar los elementos del paisaje que revistan primordial importancia para la fauna y la flora silvestres por ser esenciales para la migración, la distribución geográfica y el intercambio genético de las especies silvestres:
    • por su estructura lineal y continua: vías pecuarias, ríos con sus correspondientes riberas o sistemas tradicionales de deslindes.
    • por su papel de puntos de enlace: estanques, charcas, lagunas, abrevaderos naturales o sotos.
    • pequeñas construcciones que puedan servir de cobijo para la flora y la fauna: muretes de piedra seca, antiguos palomares u otros elementos de arquitectura tradicional.
  • Disponer de la Autorización/Comunicación del órgano ambiental en aquellas zonas donde ésta sea preceptiva, para poder realizar cambios que impliquen la eliminación o transformación del sistema agrario.
  • Disponer de la Autorización/ Comunicación del órgano ambiental en aquellas zonas donde ésta sea preceptiva, para poder levantar edificaciones y/o llevar a cabo modificaciones de caminos.
  • No depositar más allá del buen uso necesario ni abandonar en la explotación: envases, plásticos, cuerdas, aceite o gasoil de la maquinaria, utensilios agrícolas en mal estado u otro producto no biodegradable.
  • Que los agricultores no han realizado actuaciones con el propósito de dar muerte a las aves, capturarlas, perseguirlas o molestarlas, sobre todo en el periodo de cría y reproducción. Se exceptúan las acciones reguladas por la normativa de caza.
  • Que los agricultores no destruyen ni dañan de forma deliberada los nidos, los huevos o las áreas de reproducción, invernada o reposo.

1.1.11. Acto sobre protección de aguas subterráneas contra la contaminación

  • Los agricultores no deben verter de forma directa o indirecta las sustancias de la lista I: Compuestos órgano halogenados y sustancias que puedan originar compuestos semejantes en el medio acuático, compuestos órgano fosforados, compuestos orgánicos de estaño, sustancias que posean un poder cancerígeno, mutágeno o teratógeno en el medio acuático o a través del mismo, mercurio y compuestos de mercurio, cadmio y compuestos de cadmio, aceites minerales e hidrocarburos y cianuros.
  • Los agricultores no deben verter, a no ser que se obtenga autorización, de forma directa o indirecta las sustancias de la lista II: Metaloides, determinados metales y sus compuestos, biocidas y sus derivados que no figuren en la lista I, sustancias que tengan un efecto perjudicial en el sabor y/o el olor de las aguas subterráneas, así como los compuestos que puedan originar dichas sustancias en las aguas, volviéndolas no aptas para el consumo humano, compuestos orgánicos de silicio tóxicos o persistentes y sustancias que puedan originar dichos compuestos en las aguas, salvo aquellos que sean biológicamente inocuos o que se transformen rápidamente en el agua en sustancias inocuas, compuestos inorgánicos de fósforo elemental, fluoruros, amoníaco y nitritos.

1.1.12. Acto sobre protección del medio ambiente y, en particular, de los suelos, en la utilización de los lodos de depuradora en agricultura

  • No utilizar lodos sin que exista la correspondiente documentación que acredite que los lodos proceden de una empresa de gestión de residuos autorizada.
  • Que no se utilizan lodos en pastos o cultivos de forraje antes de 3 semanas, si en los pastos se procede al pastoreo o se van a cosechar los cultivos de forraje.
  • Que no se utilizan lodos en terrenos destinados al cultivo de frutas y verduras que suelen estar en contacto directo con el suelo y que por lo general se comen crudos, durante un periodo de 10 meses con anterioridad a la recolección de dichos cultivos y durante la recolección en sí.

1.1.13. Acto relativo a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres

  • Que se respeta la prohibición de recoger, cortar, arrancar o destruir intencionadamente las especies listadas en Anexo V de la Ley 42/2007.
  • Que se cumple respecto de las especies listadas en el Anexo V de la ley 42/2007 lo dispuesto en los Planes de Recuperación y Conservación de especies de flora que requisen una protección estricta, aprobados por las Comunidades Autónomas.

1.1.14. Acto relativo a la comercialización de los productos fitosanitarios

  • Utilizar sólo productos fitosanitarios autorizados (inscritos en el Registro de Productos Fitosanitarios conforme al Real Decreto 2163/1994)
  • Utilizar adecuadamente los productos fitosanitarios.
  • Recomendaciones en el tratamiento con productos fitosanitarios:
    • Utilizar las técnicas alternativas disponibles para prevenir y controlar, utilizando en última instancia los productos fitosanitarios.
    • Elegir el producto adecuado, teniendo en cuenta que se debe aplicar las dosis indicadas en las etiquetas, y fomentar la alternancia de materias activas.
    • No aplicar tratamientos preventivos ni con el riego (excepto en el caso de mildiu, oidio, botritis y excoriosis en viñedos), ni durante las horas más calurosas y bajo condiciones adversas, tomando las precauciones necesarias para proteger a las abejas.
    • Utilizar boquillas de abanico plano y ajustar la pulverización.
    • Minimizar el uso de fitosanitarios de acuerdo con las necesidades del cultivo, evitando los productos de amplio espectro.
    • Tener en cuenta la solubilidad, tensión de vapor, volatilidad, eficacia y selectividad del producto para disminuir los riesgos de contaminación ambiental.
    • Adoptar las medidas precisas para evitar que la deriva de las aplicaciones realizadas alcance a otras parcelas.
    • Emplear los equipos de protección adecuados durante la preparación y aplicación de los productos, lavándolos convenientemente tras su uso.
    • Evitar los tratamientos con productos químicos 15 días antes de la recolección, siempre que el plazo de seguridad de la etiqueta no sea superior.
    • Realizar análisis de residuos sobre la producción final
    • Entregar a un gestor autorizado los envases que se desechen.
  • Recomendaciones en el tratamiento contra plagas y enfermedades:
    • Realizar tratamientos dirigidos y localizados.
    • Usar cebos y trampas feromonales o nutricionales.
    • Emplear material vegetal sano, procedente de viveros autorizados o variedades resistentes y bien adaptadas a las condiciones bioclimáticas de la zona de plantación.
    • Elegir adecuadamente los cultivares y patrones para prevenir la verticilosis (Verticillium dahliae).
    • Aplicar preferentemente métodos de lucha natural y operaciones culturales adecuadas.
    • Desinfectar los instrumentos usados para evitar la propagación de plagas y enfermedades.
  • Recomendaciones en el tratamiento contra las malas hierbas:
    • Utilizar los tratamientos herbicidas para el manejo adecuado de la cubierta vegetal, especialmente cuando la plantación es joven.
    • Aplicar los herbicidas en el momento de máxima sensibilidad de las malas hierbas.
    • Buscar un control completo de las malas hierbas bajo las copas de los árboles.
    • Anteponer los medios mecánicos frente al uso de herbicidas.
    • Controlar las especies no deseadas sin pretender su erradicación.

1.1.15. Acto por el que establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaría, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaría y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaría

  • Los productos de la explotación destinados a ser comercializados como alimentos deberán ser seguros y no presentarán signos visibles de estar putrefactos, deteriorados, descompuestos o contaminados por una materia extraña o de otra forma. Se debe respetar el plazo de seguridad de la etiqueta de los productos fitosanitarios utilizados.
  • Que la explotación dispone de los siguientes registros y documentación, mantenida durante un mínimo de dos años contados a partir de la finalización de cada campaña agrícola, relacionados con los productos de la explotación que van ser comercializados como alimentos:
  • Recomendación:
    • Actualizar mensualmente estos registros y tenerlos siempre disponibles para su inspección.
    • Si el agricultor considera que los alimentos pueden ser nocivos para la salud de las personas o los piensos producidos no cumplir con los requisitos de inocuidad, debe informar al siguiente operador de la cadena comercial para proceder a su retirada del mercado e informar a las autoridades competentes colaborando con ellas.
Agricultura y Ganadería Los Pedroches

Portal Agricultura y Ganadería Los Pedroches

Siguenos en: